jueves, 31 de marzo de 2011

La noche en el mundo


Por la noche hay continentes muy bien alumbrados y otros, no. Con esta imagen podéis comprobar las partes del mundo con más energía eléctrica y otras, que sólo tienen una pocas velas para alumbrarse. También, es una forma de comprobar la distribución de la riqueza en el mundo.
Comprueba donde te ha tocado vivir, y me dices si has tenido suerte o no.

Comenta esta fotografía.

20 comentarios:

Laura Casablanca dijo...

Hola, en este mundo hemos tenido suerte que tenemos luz eléctrica, y me da pena que otros paises no pueden tener luz.

Natalia dijo...

Hola,digo lo mismo que Laura ,la parte de Nueva York tiene muchísima luz más que España y la parte de África tiene 3 o 4 luces. Es mucha pena lo que me da África que no pueda ver casi nada y seguro que por la noche tienen que estar a oscura que no se ve nada pero que nada. España tiene muchísima suerte.

Carmen Salud 5ºa dijo...

Hola, digo lo mismo que Laura.
Podrían ponerse de acuerdo y los países que tienen mas electricidad darle un poco de su electricidad a los países mas pobres como Asia.

Laura m dijo...

Hola yo digo que es muy chulo y que a sido buena idea ponerlo y nosotros hemos enido muchisima suerte y que pena como dice Laura casablanca que los otros paises tengan tan poca luz

Laura m dijo...

enido no tenido

Jesús C. dijo...

Sí digo lo mismo que mis compañeros en Japón(ahora menos por el sutnami), Nueva York y aquí en España es donde más luz gastamos y luego en África y Australia no se ve casi nada.Y meda lástima de los que no han tenido tanta suerte como nosotros cuando todos deberíamos de ser iguales porque todos somos humanos.

irene dijo...

yo pienso que pobre los que tengan tan poca luz y mira nosotros la malgastamos la mayoria del tiempo

Paco dijo...

Laura Malta " ha sido" con "h" porque va como verbo auxiliar.

Alejandro dijo...

No hes justo que los demas tengan tan poca luz que nosotros

Paco dijo...

Alejandro piensa lo que vas a decir para poder expresarlo bien. "No es justo".

Elisa dijo...

Hola,no me parece bien que los gobiernos de los países mas ricos en electricidad no aporten energía a los
a los mas pobres.

sara dijo...

tengo suerte de vivir en un pais con tanta electricidad no como Africa u otros paises. Creo que se debería distribuir toda esa energia para que se beneficien todos.

paula dijo...

Nosotros tenemos mucha suerte a la vez que otros no.Por eso hay que ayudar a todo el mundo siempre que podamos, eso simpre se ha dicho.En Japón esta muy bien alumbrado en el mapa aunque en realidad ahora mismo puede que no haya electricidad por eso hay que ayudarles.

Alba Mei dijo...

He tenido suerte de vivir en un país donde no falte la luz, pero digo lo mismo que Laura Casablanca, que me da pena que otros países no puedan tener la luz que necesitan, porque no me gutaría estar en su lugar.
¡Ah! Y otra cosa Paco, ¿como puede estar toda la foto de noche si siempre que en un sitio sea de noche en otro tiene que estar de día?

Paco dijo...

Supongo, que el satélite habrá hecho fotos por partes y serán secuenciadas; después los especialistas en la Tierra habrán hecho la composición. Espero que no esté trucada, porque no beneficia a nadie.

Ángela Costafreda dijo...

Hola, yo creo que deberíamos ser más solidarios con continentes como África, que apenas tiene recursos. También con Japón ya que ha quedado destruido por el terremoto.

abraham dijo...

Hola,creo que tenemos mucha suerte y no nos podemos quejar.Hay otros países que no tienen nada de luz y tampoco electicidad.Me gustaría que la luz y la electricidad estuviera mas esparcida por el mundo y que otros países tegan mas luz y otros menos porque todas las personas tenemos el mismo derecho de utilizar la electricidad.

alba dorado dijo...

En España tenemos muchisima suerte porque tenemos luz cosa que en otros paises no

marta belloso dijo...

Aqui en Merida tenemos mucha suerte porque te nemos luz por lo menos.Que pena que en otros sitios no tengan suerte como nosotos.

paloma dijo...

cuanta luz en unos paises y en otros no se nota mucho la pobreza y la riqueza